GIMNASIO VALLEGRANDE

"Soy el mejor para bien de los demás"

Rotating Words with CSS Animations
De cualquier palizá sale un lobo Quien sabe leer puede aprender El niño es como el limón entre más se exprime más jugo da Educo con el Corazón y exijo con la Razón Quien obedece nunca se equivoca El tiempo es oro y quien lo pierde, pierde un tesoro Los grandes hombres no nacen, se hacen El trabajo bien hecho es una oración a Dios Cuando el alumno falla no hay maestro
Gimnasio Vallegrande
Gimnasio Vallegrande

Anécdotas con Rafa

Anécdota de un Padre de Familia.

• Este Padre comenta que un día le preguntó a Rafaela porque los niños tenían que entrar a las 6:00 a.m. y ella espontáneamente le contestó: "Deberían entrar a las 5 a.m." El padre se quedó estupefacto ante la respuesta y pensó: "esta Señora está un tanto descabellada". En uno de sus viajes al extranjero, el Padre de familia notó que en el Brasil en algunos sectores productivos, los estudiantes entran al colegio faltando 15 minutos para las cinco a.m. Entonces comprendió lo que Rafa le quiso decir en aquella ocasión.

Anécdota de una Alumna de un Colegio Público.

• En una ocasión Rafaela escuchó a una de las Señoras que trabajaba en casa de una de sus hijas que decía que su a hija la iban a sacar del colegio porque no se entendía con sus compañeros. Rafaela le pidió el favor a la trabajadora que le llevara a la niña para dialogar con ella. La alumna le comentó que sus compañeros no gustaban de ella por su apariencia física que eran defectos propios de su nacimiento, a lo que Rafaela le contestó, en alguna ocasión yo también fui rechazada por ser morenita, bajita y quien sabe que cosas más, pero algo tengo muy claro en mi vida, que yo no soy por mi físico sino por mi persona, es mi interior y mis acciones las que me permiten ser. Mira a tu alrededor, gracias a eso hoy tengo esta institución al servicio de muchos niños y jóvenes que como tu deben pensar en ser para servir y no ser para aparentar. Hoy día esta Joven Universitaria comenta como esas palabras cambiaron su vida al punto que llegó a ser la personera del colegio donde estuvo a un paso de salir.

Anécdota de su Hermana Emérita.

• Una anécdota graciosa que recuerdo de Rafa, es que cuando estuvo visitándome en España en el año 2.000, yo estaba recién llegada al país y no conocía mucho de la cultura o gastronomía de aquí, y recuerdo que estando en un restaurante en Toledo, vimos la carta y ella se pidió un ARROZ A LA CUBANA, con intención de comer algo distinto ya que aparecía como un plato especial, cuando le traen la comida, era arroz blanco con un huevo frito y salsa de tomate, a lo que dijo: "viajo tantos kilómetros desde mi tierra para venir a Europa a comer arroz con huevo". 12 Rafaela y su hermana Em?rita en Espa?a

Anécdota con su Amiga Helena.

• Cuando nos graduamos le perdí el rastro, yo sufrí un accidente que me incapacito por varios meses. Luego me fui a trabajar a Santander, me case y me vine a vivir a Cali. Como las comunicaciones eran deficientes (nada de celular e internet) no volví a saber de Rafa por algún tiempo. Preguntaba a las compañeras más cercanas y no me daban razón. Después de un tiempo asistí a un Congreso de Preescolar en Barranquilla, la asistencia era numerosa, de pronto me llamaron por altavoz para que me presentara en la administración. Me preocupe por esto y cuál no sería mi sorpresa cuando allí me encontré con la comadre Rafaela.

Anécdota con su Esposo.

• En una ocasión en que su esposo estaba en la clínica por un infarto que había sufrido, la enfermera le pidió el favor a Rafaela de que se retirara porque por políticas de la clínica nadie podía permanecer en la habitación. Ella de manera sutil le pidió el favor de que la dejara quedar así fuera debajo de la cama, a lo que la enfermera accedió consiguiéndole una colchoneta para que estuviera más cómoda. Después de pasada la noche sintió que su esposo se despertó y salió. Él quedó sorprendido al verla salir de debajo de la cama y le preguntó: ¿ Mija tu qué haces allí? A lo que ella respondió: "Juntos en todo". Rafaela falleció en medio de su enfermedad con su esposo a su lado.